Skip to content

Robots eléctricos autónomos ayudan al mantenimiento de los prados

Los robots eléctricos son totalmente autónomos, ya que disponen de un panel fotovoltaico que carga la batería a medida que operan.

Impulsada por la División de Equipamientos, asistida por Grandes Proyectos, Mota-Engil ATIV adquirió 10 unidades autónomas para realizar el mantenimiento de prados.

Los robots eléctricos son totalmente autónomos, ya que disponen de un panel fotovoltaico que carga la batería a medida que operan.

Funcionando como un rebaño, a cada robot se le asigna 1ha para segar, a través de una aplicación a la que se puede acceder vía web o mediante una aplicación en el teléfono móvil. Una batería permite el funcionamiento continuo del robot durante 24 horas. Al mismo tiempo, un operador puede supervisar a distancia un rebaño de más de 50 robots, sin necesidad de estar presente in situ.

Como funcionan a baja velocidad, estas unidades no provocan proyecciones, lo que las hace ideales para operar en plantas fotovoltaicas. El hecho de que sean autónomos también permite cambiar el paradigma de la siega, es decir, los robots trabajan de tal forma que no permiten que la pradera crezca por encima de una altura determinada.

En el contexto actual, las organizaciones han ido asumiendo la sostenibilidad como un compromiso prioritario. En respuesta a este desafío global, Mota-Engil ATIV ha tratado de ofrecer nuevas soluciones que promuevan la eficiencia operativa, la salud y la seguridad de las personas y una mejor gestión de los recursos, incluida la energía.

Sepa mas https://www.youtube.com/watch?v=vQwkjcnb94s